El Gobierno catalán levantará nuevas torres de telecomunicaciones

logotdt.jpg

Cataluña cuenta con 945 municipios, pero los núcleos de población que existen en el territorio son muchos más: superan los 3.500. La Generalitat calcula que cerca de 500 de ellos no tienen aún acceso ni a la telefonía móvil ni a las comunicaciones rápidas por Internet, y que al menos 150 carecen de televisión. El Gobierno catalán negocia con el Ministerio de Industria apoyo financiero para acabar con esta situación. Su objetivo es levantar hasta 250 nuevas torres de telecomunicaciones. El Gobierno catalán abrirá un concurso público para que una empresa privada gestione la red de torres, que podrán compartir distintos operadores.

El objetivo de fondo, cuyo cumplimiento se circunscribe a la actual legislatura catalana, es lograr que todos los núcleos de población que consten de más de 10 habitantes tengan acceso a las nuevas tecnologías. En esencia, explica el secretario de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de la Generalitat, se trata de que los pequeños núcleos poblados tengan tres cosas: banda ancha (Internet a gran velocidad), cobertura de telefonía móvil y televisión digital.

Las carencias existentes en la actualidad están repartidas por todo el territorio catalán, pero se hacen más patentes en el Pirineo de Lleida o las Terres de l’Ebre.

“Lo primero que se ha hecho es un mapa de Cataluña, comarca por comarca, para ver cuántas torres de telecomunicaciones existen en la actualidad, qué servicios dan en la comarca y quiénes son sus dueños”, explica Bosch, en alusión a la propia Generalitat, de empresas privadas de telefonía móvil como Telefónica, Orange o Vodafone o de operadores de infraestructuras como Tradia. Si en una comarca no hay cobertura de telefonía móvil, pero existe una torre que sí da, por ejemplo, servicios de televisión, la idea es no levantar una nueva torre, sino aprovechar la infraestructura ya existente para reducir el impacto paisajístico y poder colocarle a ésta un equipo que le permita ofrecer nuevos servicios.

“La clave es que los operadores de telecomunicaciones compartan infraestructuras, de modo que todas las torres puedan dar todos los servicios”, añade el responsable de Telecomunicaciones.

De ahí que la Generalitat ultime un acuerdo con las operadoras de móviles con el fin de que éstas compartan y optimicen las infraestructuras existentes. Se espera un acuerdo para finales de este mismo mes.

La Generalitat estima que, al margen de añadir equipos a las torres existentes, será necesario levantar entre 200 y 250 torres nuevas. Cada una cuesta 100.000 euros. Los equipos de que se dotan cuestan 6.000 euros. Y el mantenimiento, unos 3.000 euros al año. Como la Secretaría de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información tiene escaso presupuesto, busca el apoyo financiero del Ministerio de Industria y negocia créditos por valor de entre 70 y 80 millones de euros.

“A lo mejor a un operador no le interesa invertir en levantar una torre para una zona que no le sale muy rentable. Sin embargo, si la pagamos nosotros, quizá sí le interese asumir la financiación de los equipos y el mantenimiento”, añade Bosch. El objetivo es que todas las operadoras puedan usar todas las torres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s