Garrigues defiende la tesis de Mediapro frente a Sogecable en la guerra del fútbol

Mediapro

La Gaceta de los Negocios

A estas alturas del partido, pocos entienden qué está pasando entre Mediapro y Sogecable, que ha sembrado el caos en la emisión de la Liga. Sin entrar en la crisis desatada en Audiovisual Sport (entre Sogecable y TV3), que viene a complicar un poco más la situación, LA GACETA ha tenido acceso a un dictamen del despacho de abogados Garrigues, que pretende arrojar luz, sin que el lector y/o aficionados al fútbol esperen milagros.

Los abogados de Garrigues, encargados de defender intereses de Mediapro, tratan de echar por tierra los puntos principales de la argumentación que Sogecable utiliza para acusar a la productora catalana de haber incumplido el contrato que ambas compañías firmaron el pasado 24 julio de 2006.

Para ello, aseguran que Mediapro, en virtud de ese famoso acuerdo, cedió parcialmente los derechos audiovisuales de ciertos clubes a Audiovisual Sport (AVS), empresa controlada por Sogecable (80%) y participada por TV3 (20%). Pero “no existe base que permita sostener que Mediapro cedió su posición en los contratos suscritos con los clubes”, apunta el dictamen. De hecho, la productora de Jaume Roures es la única obligada frente a los clubes a efectuar los pagos. Así, si hubiera algún retraso a impago, sólo Mediapro es responsable. Otra cosa es que AVS se obligara después ante Mediapro a pagar, aunque sólo una parte, ya que la catalana satisface otras cantidades.

Respecto a quién incumplió el contrato, Sogecable acusa a la otra parte de violarlo un mes después de firmar: “Engañó a AVS al negociar los clubes valencianos en su nombre y acabó apropiándoselos de forma ilegal”. Según este dictamen, AVS sólo contaba con un derecho de compra preferente en igualdad de condiciones. Suponer que el acuerdo impide a Mediapro competir con AVS en el mercado de compra de derechos sería contrario a derecho. Además, los clubes adquiridos después de la firma del pacto fueron enseguida sublicenciados a AVS, pero no cedidos. Es el 21 de agosto, con el corte de la señal a Mediapro cuando los abogados de Garrigues establecen el incumplimiento del acuerdo y, por tanto, todas las obligaciones que suponía. Y, acto seguido, la productora responde con el anuncio de resolución extrajudicial del mismo. Decisión que deben resolver ahora los tribunales.

Según el dictamen, la decisión es conforme a derecho puesto que AVS “comunicó falsamente que había recibió todas las autorizaciones administrativas” al acuerdo. Pero Competencia lo autorizó con unas condiciones. Por tanto, “quedó frustrada la entrada de Mediapro en el capital de AVS en la fecha pactada” (30 de octubre de 2006). Y, segundo, “las condiciones impuestas modificaron el modelo de negocio de AVS”. Por ejemplo, quedó limitada la duración de los contratos de Sogecable o AVS, lo que hace inviable la cesión en exclusiva e indefinida a Mediapro de las emisiones del fútbol en abierto, así como la comercialización de los derechos internacionales.

En este punto, Sogecable alega que notificó la operación a Competencia, circunstancia que no impide el cambio accionarial previsto, mientras que Mediapro nunca solicitó formalizar su entrada en AVS. Y asegura que el Consejo de Ministros avaló la concentración y el sistema de explotación del fútbol (un partido en abierto, uno en pago y el resto en PPV).

Mediapro pide una tregua y adaptar el acuerdo que Sogecable da por válido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s