TDT local pública: sin ponerse de acuerdo

logotdt.jpg 

La Gaceta de los Negocios 

Una dificultad para la creación de una cadena TDT local pública es que todos los ayuntamientos de la demarcación deben ponerse de acuerdo.

La migración del mundo analógico al digital (TDT) supone, además de una revolución tecnológica, llevar un poco de orden al caótico mundo de las televisiones locales. Pero cuando se produzca, para lo que lleva más de dos años de retraso. El último plazo para el apagón analógico local se fijó el 1 de enero de 2008 .

Ya sea en analógico, o combinado con digital (simulcast), muchas televisiones locales privadas están emitiendo en aquellas regiones en las que se han resuelto los concursos de adjudicación de licencias. Sin embargo, la mayoría de las televisiones de gestión pública nunca ha visto la luz.

La Comunidad de Madrid es un caso paradigmático. Dividida en 11 demarcaciones (a cada una le corresponde un múltiplex en el que caben tres canales privados y uno público), a la región madrileña le asignaron 11 TV públicas, pero sólo uno está en el aire: esmadrid, del Ayuntamiento de Madrid.

Una dificultad para la creación de una cadena TDT local pública es que todos los ayuntamientos de la demarcación deben ponerse de acuerdo. Lógicamente, la dificultad aumenta en los casos en que los consistorios están gobernados por partidos distintos. No obstante, incluso cuando se consigue el consenso -hay tres proyectos presentados a la Comunidad en tres demarcaciones del denominado cinturón rojo (Móstoles, Leganés, Alcorcón o Fuenlabrada)-, las televisiones siguen sin ver la luz. Y eso a pesar de que el PSOE y algunas empresas no agraciadas con una licencia recurrieron el fallo del Gobierno de Esperanza Aguirre (PP), al que criticaban por haber favorecido a grupos afines. Pero estar gobernado por el PP tampoco garantiza las emisiones.

Para algunos, este “olvido” de los ayuntamientos puede ser un alivio: las televisiones públicas en España son un saco sin fondo (10.200 millones de deuda) y, en muchos casos, un instrumento de propaganda política. Siendo esto así, extraña, aún más si cabe, que los ayuntamientos dejen pasar esa oportunidad.

En principio, poner en marcha un proyecto televisivo local ronda entre los 300.000 euros y el millón. Pero existen ayudas al respecto. Desde el Ministro de Industria, que se ha propuesto hacer de la TDT su punta de lanza, se han aprobado subvenciones para contenidos digitales a organizaciones sin ánimo de lucro. En cualquier televisión, los contenidos son los que más presupuesto absorben. Además, en todos los ayuntamientos existen partidas para comunicación. ¿A dónde van a parar? Pues la clave está en las televisiones que no han logrado licencia y, por tanto, se encuentran en situación ilegal. Un caso es Localia que, sin licencia en algunas demarcaciones, hace las veces y cobra por ello.

Lo grave es que son los ciudadanos los titulares y a los que se les está privando de un servicio cuyas posibilidades se multiplican con la interactividad. Y utilizar el mando de la TV para pagar impuestos, concertar citas médicas o servicios bibliotecarios.

Anuncios

Un pensamiento en “TDT local pública: sin ponerse de acuerdo

  1. Pingback: meneame.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s