Las televisiones ven inmediata la aprobación de la TDT de pago

 TDT de pago

elconfidencial.com

“Vamos a vivir los 12 meses más importantes de la historia de la televisión en España. Por factores legislativos y financieros”, aseguraba recientemente el consejero delegado de La Sexta, José Miguel Contreras. Y la Televisión Digital Terrestre (TDT) de pago puede ser el siguiente eslabón normativo que esté en la agenda del Gobierno. Al menos eso se piensa de forma generalizada en las cadenas, después de que los borradores de la Ley General Audiovisual que ya manejan sus cúpulas directivas den por hecho que, cuando la legislación genérica entre en vigor, ya estará regulada la TDT de pago. “Puede ser inminente”, exponen.

 

“La Ley General Audiovisual, en la que debía incluirse la hoja de ruta para la TDT de pago, va a tardar en aprobarse más de lo previsto. La aprobación del Real Decreto que eliminaba las restricciones para las operaciones de concentración en el sector audiovisual era urgente para garantizar la viabilidad de un sector que atraviesa serias dificultades. La luz verde a la TDT de pago también es urgente y el Gobierno lo sabe. Canales como Gol TV, de Mediapro, han nacido con esa necesidad. Es la única posibilidad de rentabilizar los derechos deportivos”, aseguran fuentes del sector.

De hecho, lo que está claro es que desde la productora de Jaume Roures se va a presionar para que la TDT de pago sea una realidad más pronto que tarde. No en vano, en la próxima temporada ya tendrá en exclusiva los derechos de 39 de los 42 equipos que forman la Liga de Fútbol Profesional y, además del partido en abierto del sábado que ofrece La Sexta, la idea es explotar los derechos a través del citado canal Gol TV, que hasta ahora sólo emite por cable. Desde Mediapro se llegó a plantear en su momento ofrecer partidos en pay per view por tan sólo un euro. Todo sin contar con los derechos de la Champions y la Fórmula 1, además de otras ligas, que también atesora.

¿Principal perjudicado? Sogecable, que ha sido quien en las reuniones mantenidas por el sector con la vicepresidenta Fernández de la Vega, más frontalmente se ha opuesto a la TDT de pago. Una postura que no variará a menos que se deshaga rápidamente de la plataforma digital y se la endose finalmente a Vivendi y Telefónica, cuya oferta de momento no le satisface. El aplazamiento del crédito de 1.950 que le vencía el 31 de marzo sólo da un respiro a Prisa, cuya deuda supera los 5.000 millones ¿Los demás? Expectantes. Tele 5 no sabe no contesta. Está de acuerdo, pero si puede retrasar su entrada en vigor, mejor. Llegó a hablar Paolo Vasile de una moratoria de cinco años. Y Antena 3 está por la labor, con las campanas de boda con la cadena de Contreras doblando cada vez más fuerte.

El obstáculo técnico

La legislación actual obliga a los titulares de las licencias a emitir en abierto. “Bastaría un real decreto que autorizara la posibilidad de tener canales de pago”, se asegura desde una cadena. Un planteamiento que olvida, primero, que hubo operadores que no aspiraron en su día a las licencias porque no eran de pago. Y, segundo, el problema técnico. “Los aparatos no están preparados. Para la TDT de pago se necesita un acceso condicionado, un interfaz. Los decodificadores actuales son meros zapper que captan la señal. Tiene que haber algún operador o alguna plataforma que lidere el proceso. Lo que no tendría sentido son dos operadores diferentes con canales de pago y accesos distintos. Habría que buscar una cierta coordinación y, en todo caso, nuevos receptores, con la posibilidad de, por ejemplo, introducir una tarjeta”, explican fuentes del sector.

Los mensajes contradictorios enviados por el Gobierno no han ayudado en todo este proceso. El 1 de agosto pasado, De la Vega zanjaba: “No está en las previsiones del Gobierno abordar la TDT de pago”. Miguel Sebastián, a principios de septiembre, aseguraba que vendría por consenso en 2009. La clave, sin embargo, la dio Roures entre ambas declaraciones. “No se puede mantener un sistema de 40 canales en abierto pagados por la publicidad, menos cuando el sector ya se halla en una situación de crisis económica con caídas del 25% de la misma”, aseguraba. Ha pasado medio año y los problemas se han acentuado. “No sé si hay más o menos política por medio o alguien espera que cierre Canal Plus para aprobarlo”, remataba.

La veda de las especulaciones la abrió el Real Decreto aprobado por el propio Ejecutivo el pasado 20 de febrero. La nueva norma permite que un grupo que tenga una posición dominante en una cadena privada pueda ostentar más de un 5% en una competidora, cosa que hasta ahora no era posible. Se trataba de un parche necesario ante el retraso que ya acumula en su tramitación la Ley General Audiovisual. Y es que el Gobierno quería aprobar la norma en los primeros meses de la legislatura. Luego el deadline fue marzo de 2009. En su última comparecencia parlamentaria, Sebastián evitó ya poner plazo alguno. La vicepresidenta del Gobierno sigue viéndose regularmente con los agentes del sector. Los jueves. Pero todo camina muy lento. De momento, ni se ha contado con RTVE, cuyos dirigentes no dudan en recordar a quien quiera escucharles que no están lo que se dice muy tranquilos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s